Reportaje al director de “La hija del océano orquesta”, Patricio Villarejo

Entrevista al director de “La hija del océano Orquesta”

 

La orquesta que dirige Patricio Villarejo es todoterreno. Puede acompañar tanto agrupaciones de rock, como de pop, jazz, tango y cualquier estilo, y es capaz de adaptarse a toda esta música en virtud del eclecticismo de su líder.

 

Patricio Villarejo es conocido por sus participaciones con grandes artistas internacionales, por ejemplo, Peter Gabriel y Patti Smith, y locales como Charly García, Pedro Aznar, Litto Nebbia, Fito Páez, Andrés Calamaro y una larga lista que no parece terminar nunca. También director y arreglador de la Kashmir Orquesta, ha llegado a colaborar en forma póstuma con Luis Alberto Spinetta, o sea, ha cubierto todos los flancos. En esta mini entrevista, repasamos un poco sus motivaciones.

Pregunta: ¿Por qué la orquesta se llama “La hija del océano”?

P.Villarejo: Es un homenaje a uno de mis más grandes ídolos musicales, el querido John Lennon. El, en la canción “Julia”, un hermoso homenaje a su madre, la había descrito como “Ocean child”, que quiere decir más o menos eso. Y luego, en una increíble casualidad (o no…) conoce a Yoko Ono, cuyo nombre, en japonés, significa “ocean child”.

P: Vos sos un músico atípico, un violonchelista que, de estudiar clásico, deviene en tanguero, rockero, etc. ¿Cuél es el motivo de tu eclecticismo?

P.V: Nunca me sentí realmente clásico, en el sentido de estudiar mi instrumento sólo para tocar esa música. Desde muy chico supe que era mi voz, el sonido que me identificaba. Pero, me encantaba la música popular. Un día encontré mi identidad (así se llama mi nuevo cd solista) dejando fluir mis influencias y mi voz: el violonchelo.

Acompañando a Fito Páez

P: Aparte de tocar, sos un prolífico compositor y arreglador. ¿Cómo combinás las tareas armónicamente?

PV: Bueno, vos lo dijiste, armónicamente (risas). Desde que comencé a hacer música, muy chico, supe que mi misión era producir la música que tocaría, crearla desde cero o adaptarla. Lo sentí como una tarea que debía desarrollar. Aparte de eso, mi oficio en la orquesta (Villarejo es miembro de la Sinfónica Nacional de su país desde muy joven) me dio una capacidad de escucha y búsqueda tímbrica que nunca dejo de agradecer. Es natural para mi escribir música, crearla todos los días.

Dirigiendo a Kashmir en los ensayos para el Homenaje a Spinetta, "Tu vuelo al fin"

Durante los ensayos para el homenaje a Spinetta, “Tu vuelo al fin”

P: Acompañaste a grupos que suenan muy fuerte como Rata Blanca, o El Reloj, y otros totalmente distintos como los Carabajal, Mercedes Sosa, Vivencia, Ricardo Soulé, y eso sólo contando algunos. ¿Cómo pasa tu oído de uno a otro? ¿Te cuesta?

PV: Mirá, el mejor título que una vez me otorgaron en una revista, y con el cual me siento totalmente identificado, es traductor de mundos. Es eso lo que hago. Entiendo, siento el lenguaje de todos estos mundos musicales y los uno, les traduzco, los ayudo a unirse y combinarse. Realmente lo disfruto, no me cuesta.

P: ¿Cómo formaste tu orquesta? ¿Hiciste audiciones?

PV: No me hicieron falta. Toco tanto y por tantos lados, que conozco muchos músicos. Algunos de ellos han compartido toda una vida musical conmigo, desde nuestra formación. Otros son muy jóvenes. Pero todos tienen algo en común: el amor por la música. Todos fueron probados a lo largo de actividades muy interesantes: larguísimos ensayos con Charly García, extrañas puestas en escena con Pedro Aznar, maratones de éxitos en festivales. Los que quedan, son los que realmente comparten mi visión musical, que es muy amplia, por cierto. Todos los integrantes son increíbles profesionales, lo mejor que hay en el país. Algunos de ellos han tocado en los más importantes escenarios del mundo, y están allí al servicio de la música. Me siento muy agradecido.

P: ¿Te seguís presentando aparte de las actuaciones con tus orquestas?

PV: Nunca dejo de tocar ni participar en las producciones que me interesan. Tengo un grupo de productores amigos, Juan Blas Caballero, Cachorro López, Chino Asencio, Mavi Díaz, entre otros, que confían en mi trabajo y me hacen participar constantemente con nuevos artistas y otros consagrados. Además, estoy a punto de comenzar las presentaciones de mi nuevo cd, “Identidad”, producido artísticamente por Alejandro Pont Lezica y que es un recorrido de influencias de la infancia y la adolescencia. Allí me doy el gusto de llevar el violonchelo al contexto donde siempre lo soñé. El disco pronto estará en todas las plataformas digitales, pero puede escucharse ya mismo en Youtube.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *