Leo Sujatovich + Patricio Villarejo + Damian Bolotin – Trío de Cámara – Tangos (2002)

Leo Sujatovich – Trío de Cámara – tangos (2002)

Artista: Leo Sujatovich
Álbum: Trío de Cámara. Tangos
Año: 2002
Género: Tango
Duración: 59:53
Nacionalidad: Argentina
Lista de Temas:
1. Responso
2. Gallo ciego
3. A don Agustín Bardi
4. Improviseta 1
5. Milonga de mis amores/Noctura
6. Soledad
7. Introducción al fuego
8. A fuego lento
9. Improviseta 2
10. A mis viejos
11. El choclo
12. Improviseta 3
Alineación:
Leo Sujatovich / Piano
Damián Bolotín / Violín
Patricio Villarejo / Cello
Leo Sujatovich es uno de los tecladistas más reconocidos de la música argentina; integróSpinetta Jade y grabó en algunos discos clásicos del rock nacional (Porsuigieco, el primero de Nito Mestre y Los Desconocidos de SiempreMe vuelvo cada día más loca de Celeste Carballo). Acompañó o colaboró con Mercedes SosaVíctor HerediaAriel Rot,Sandra MihanovichRosarioLuciano PereyraCotiHoracio MolinaAndrés Calamaro y otros muchos. Compuso bandas de sonido (para los films Pizza, birra, faso yLa furia, entre otros) y también incursionó en jingles publicitarios (entiendo que uno de los primeros fue para los cigarrillos Conway del año 1985). En TV últimamente compone y toca para el programa infantil El asombroso mundo de Zamba, donde la calidad musical es realmente altísima.
Imposible desconocer entonces la prolífica trayectoria de LS, quien tiene, además, un intenso amor por el tango. “Soy un músico de Buenos Aires. Crecí escuchando a Los Beatles, me formé estudiando a Mozart, y disfruté tocando con Spinetta; pero el tango estuvo siempre”, dice.
De ahí el origen de este proyecto con un Trío de Cámara dedicado al tango. Partiendo de otras cosas se llegó a un lenguaje común.

“Lo divertido es que, con los icebergs, nunca se sabe cuál es la punta y cuál es la base”, dice Sujatovich a Página/12, en relación con su contacto con el tango y con el amor por un género que, según él, probablemente haya estado desde mucho antes de manifestarse. “La punta, tal vez, sea este momento, el preciso hecho de ponerme a hacer tango”, aclara. “El tango no lo mamé de chico, como la mayoría de los tangueros. En realidad, tampoco soy un tanguero. Estoy en busca de un camino propio. Y con el tango encontré ese lugar donde expresarme de una manera personal”, cuenta acerca de su nuevo cd, que presenta en vivo hoy a las 21 en el Teatro Maipo (Esmeralda 433). Allí, junto al violinista Damián Bolotín y Patricio Villarejo en cello, se pasea en un paisaje definido por bellísimos tangos: “Nocturna”, “Responso”, “A don Agustín Bardi”, “Gallo ciego”. El encuentro con este repertorio que le resultó revelador tuvo que ver con su “entrada a una segunda familia, la de mi esposa, en la que se escucha mucho tango y donde hay muchísima pasión por el tema, por sus intérpretes y sus compositores. En ese segundo hogar yo empecé a absorber y mamar cosas nuevas. Ahora hasta me da vergüenza reconocerlo, pero yo no conocía a Salgán. Y cuando lo conocí me abrió el mate de una manera increíble. Todavía me estoy comprando discos, me estoy poniendo al día”.
El origen de este proyecto tuvo que ver, como el de la mayoría de los proyectos, con una casualidad. Damián y Patricio venían habitualmente a mi estudio a grabar música de películas que yo estaba componiendo, y esas cosas. Y, después de las grabaciones, nos quedábamos tocando, zapando. Tocábamos y tocábamos. Al principio no tenía nada que ver con el tango; improvisábamos sin base fija y lo que sonaba tenía más que ver con la música contemporánea. El tango empezó a aparecer después, como una zona de conexión, como un marco estético. Y un día me aparecí con una carpeta llena de arreglos de temas de Salgán, de Piazzolla, de Troilo, de Berlingieri y dije: ‘Tenemos esto’. La idea era seguir improvisando y eso, junto al hecho de que la conformación instrumental, típica para la música clásica, pero extrañamente muy poco usada en el tango, proponía un mundo estético nuevo para nosotros, produjo esto que ahora estamos mostrando.”

El resultado plasmado en este disco que presentamos en el blog cabezón es de una ejecución que asombra por su perfección y por su profundidad. Es tango y al mismo tiempo es otra cosa muy contemporánea. Tendrá que ver con la concepción que se tiene del lugar del tango para un músico argentino, provenga de donde provenga:

Si durante años el ambiente del tango fue bastante reacio a admitir novedades (o, por lo menos, novedades posteriores a los ‘40), para Sujatovich la situación actual es diferente: “Hay toda una nueva generación de músicos de tango. Es cierto que muchos de ellos son músicos nuevos de tango viejo. Hay más novedades en las caras que en la música. Pero están advertidos. Saben que hay otras cosas. Están abiertos, porque necesitan darle alguna vuelta de tuerca. El tango, en todo caso, es, o debería ser, más una semilla que un lenguaje cristalizado. Yo entiendo que puede ser tentador eso de ‘vamos a hacer tango tradicional, nos vamos aJapón, nos hacemos un par de giras’. Está bien. Fenómeno. Cada uno hace lo que quiere. Pero a mí me está pareciendo, un poco también por lo que interesa, que hay una manera si uno quiere salir de eso. Tal vez tenga que ver con mi formación. Alguien puede decirme: ‘Vos no sos tanguero, ¿qué sos?’. Y es que yo vengo un poco del rock, un poco del jazz, un poco de la música clásica. Y necesito que todo eso salga”

Queda decir que Trío de Cámara. Tangos fue nominado a los Latin Grammy Awards 2003 como “Mejor album de tango”.
 Apple Music:
https://itunes.apple.com/bz/album/tr%C3%ADo-de-c%C3%A1mara-tangos/id32873715
Tango ritual en Spotify
https://open.spotify.com/album/21wYMVbmqqK3nSzOH0B6eK
Download (flac + log + scans):
http://tny.cz/c9a659f5

Dejá una respuesta